viernes, 17 de septiembre de 2010

"Nadie lo ha oído" - Mari Jungstedt


Hace muy poquito os hablé sobre el primer libro de esta serie de novelas negras nórdicas, "Nadie lo ha oído". Le di cuatro estrellas y os dije que, sin ser una gran novela, me había gustado, por lo que tenía la intención de leer el resto de las novelas que se han editado en nuestro país. Dicho y hecho, hoy vengo con la opinión sobre la segunda novela de la serie, "Nadie lo ha oído". Como veis, no se comen mucho la cabeza con los títulos, ya que el tercer libro tienen un título también similar: "Nadie lo conoce".

Mari Jungstedt

Mari Jungstedt llevaba diez años trabajando en la televisión sueca cuando decidió dar un giro a su carrera y dedicarse a la literatura.

De momento, se han publicado en España:

.- Nadie lo ha visto: en edición grande de tapa blanda y en bolsillo

.- Nadie lo ha oído: también en ambos formatos

.- Nadie lo conoce: de momento, sólo en edición de gran tamaño y tapa blanda.

Datos técnicos

Editada por Maeva, como el resto de novelas de la serie, en el año 2010 con el ISBN: 9788492695065, dentro de la colección Mistery Plus.

Tiene 304 páginas

Cuesta 19 euros.

Argumento

Henry Dahlström es un fotógrafo muy conocido en la isla de Gotland. Un día gana una cantidad importante de dinero en las carreras de caballos y, a los pocos días, aparece asesinado en su estudio. Henry era alcohólico y esto, unido a la desaparíción del dinero, hace pensar a la policía, comandada por el inspector Knutas, que es una simple pelea de borrachos causada por el dinero.

Pocos días después, Fanny, una chica de catorce años, desaparece. Trabajaba como voluntaria en una cuadra de caballos; una tarde salió de allí y no llegó a su casa. Este caso a la policía le preocupa más pero no se les ocurre que ambos misterios puedan tener relación entre sí.
Finalmente, la aparición en casa de Henry Dahlström de unas fotografías comprometidas de Fanny con un hombre mayor lo complica todo y abre nuevas perspectivas en la investigación. El inspector Knutas tiene que devanarse los sesos para tratar de hallar al asesino.

Impresiones

Podría simplemente copiar lo que dije en la opinión sobre "Nadie lo ha visto" porque, en realidad, son novelas muy similares. Únicamente cambia el argumento... Pero intentaré innovar un poco para no aburriros.

Nadie lo ha oído cuenta con los mismos personajes que su anterior libro Nadie lo ha visto. Esto es, como personajes principales:

.- El comisario Anders Knutas, un policía que se aleja un poco de la imagen que la novela negra tradicional ha dado siempre de este tipo de personajes. Normalmente, los protagonistas de este tipo de novelas, suelen ser seres solitarios, con algún problema a sus espaldas ( rilla por su frecuencia el alcoholismo, pero también suelen sufrir de ataques de ira, fracasos matrimoniales, etc...). Knutas es, sin embargo, una persona bastante normal, con una vida bastante corriente. Está casado, tiene dos hijos mellizos y, en principio, no tiene problemas destacables; ni en su vida, ni de comportamiento. En este sentido se parece a Patrick, el protagonista de las novelas de Camilla Láckberg, con la que yo no puedo evitar encontrar similitudes a esta Mari Jungstedt (muchas más que las que ambas puedan tener con sus colegas masculinos como Arnaldur Indridason, Henning Mankell, Jo Nesbo, etc)

.- El periodista de televisión Johan, que se enamoró profundamente de una lugareña en la anterior novela. Vuelve a la isla para cubrir la noticia del asesinato y la desaparición y volvemos a asistir a sus devaneos amorosos. Mientras él tiene clarísimo su amor, su amada Enma se debate entre él -al que quiere- y sus hijos y su marido.

Esta novela, como la anterior, se sitúa en la isla sueca de Gotland, donde vivía la famosa Pippi Calzaslargas, donde la gente se conoce como si de un pequeño pueblo se tratara y donde los métodos de investigación no son tan sofisticados como en la capital, porque los crímenes tampoco son muy frecuentes.

Es éste uno de esos libros que enganchan y que se leen casi sin darte cuenta. De lectura muy fácil, con capítulos bastante cortos, con mucho diálogo, no es de ésos libros que recuerdas pasados un tiempo pero sí de ésos que se disfrutan mientras duran. Puro entretenimiento.
Creo que la escritora ha cogido un poco de práctica, y la novela se ve como más trabajada, más definida y conseguida. No obstante, a mí me gustó un poco más la primera, pero debido a que la historia me resultó más interesante. Siendo el estilo el mismo, el argumento de Nadie lo ha visto me pareció más intrigante que éste. Además, cosa curiosa, hacia el final empecé a intuir quién podía ser el malo de la película y... ¡acerté! Son ya cientos las novelas de misterio, thrillers y novelas negras que leo y no sé si alguna otra vez había acertado quién era el asesino. O bien voy aprendiendo, o bien es que esta vez la escritora ha dado más pistas...

Salvo la historia de amor entre Johan y Enma, el resto del libro se centra en la investigación. Respecto a esta historia, no está mal pero si se eliminase del libro, quizás éste perdería esa parte rosa que a determinada gente le puede echar para atrás. Además, te crea un conflicto anterior porque, por una parte, tenemos una historia de amor preciosa: dos personas que parecen ser hechas el uno para la otra y tienen la suerte de encontrarse. Y mi lado romántico hace que quiera que venza el amor. Pero, por otro lado, Enma está casada, su marido es un buen hombre y tiene dos niños pequeños que la necesitan; y mi sentido de la lealtad y de la fidelidad hace que deseee que elija quedarse con su familia... Como veis, un gran conflicto, ja, ja..

Pero me temo que esta historia no está terminada y que continuará en la tercera entrega.

Si por algo se caracteriza la novela negra sueca (Larsson, Mankell, etc) es por esa parte que tiene de caracterización de la sociedad sueca, buscando su lado más oscuro y sacando a la luz los problemas que laten en el interior de la, para nosotros, perfecta e idílica sociedad sueca.

Aquí, Mari Jungstedt critica dos posturas: la de los hombres, paradigma de la sociedad que, no obstante, evaden impuestos mediante la contratación de trabajadores a los que no dan de alta en el sistema social o a los que pagan con dinero negro. Y toca también, aunque de forma bastante ligera, la pederastia y el abandono al que se deja a algunos jóvenes con problemas. Quizás este segundo tema hubiese merecido, en mi opinión, que lo hubiese tocado de forma más profunda y no hubiese pasado tan por encima como lo hace.

Como en el caso de la anterior, sigo manteniendo qeu las novelas de esta escritora son más novelas de misterio que novelas negras. Son bastante "amables" para ser considerada novelas negras, máxime con la historia de amor que en ellas aparece entretejida. Lo cual no es un aspecto negativo, por supuesto, es lo que es.

Al ser una segunda novela, los personajes están ya más dibujados. En la primera Jungstedt nos los presentó. Ahora, ya los conocemos someramente y vamos introduciéndonos más en los detalles de su vida y en su forma de pensar. Siguen sin estar perfectamente definidos pero seguramente en la siguiente novela lo estarán un poco más y así hasta que, al final, lleguemos a pensar que los conocemos de verdad. Éstas son las ventajas de las sagas.

Ahora a ver si encuentro la tercera entrega.

Valoración: 7/10

2 comentarios:

  1. No me gustó. La historia paralela del fotógrafo estuvo de más. Me entretuvo un poco pero considero una pérdida de tiempo leerla. Mi valoración es 4/10

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2/4/17 17:35

    Lo he leído en tres días y hoy la terminé. Me gustó bastante, lo único que eché en falta es el porqué el asesino ha cambiado tanto como para llegar a ser el monstruo en el que se convirtió. Y no me gustó su final, demasiado fácil para él, sin tener que pagar sus delitos.
    Por cierto, yo también sabía quien era el asesino. Tenía mis dudas pero luego ya estaba segura.

    ResponderEliminar